lunes, 7 de diciembre de 2009

Joe Jackson

Hace un par de entradas escribía sobre canciones que tienen un sitio en mi memoria por diferentes razones. Un día de estos volveré sobre ello. Esta entrada va sobre uno de los protagonistas, Joe Jackson, un fantástico músico quizá no demasiado valorado. Tiene verdaderas joyas, entre ellas las dos más conocidas como:

YOU CAN'T GET WHAT YOU WANT 'TILL YOU KNOW WHAT YOU WANT
Recuerdo que esta canción, aparte de gustarme mucho, me pareció interesante por el título. Aún hoy me estoy preguntando qué quiero. Quizás por eso no tengo todavía lo que quiero.



Cómo me gustan los vinilos

La otra más conocida:

STEPPIN' OUT
Buena letra y pegadiza.




Esta tiene un bajo fantástico y una guitarra que me recuerda a los Rolling.

RIGHT AND WRONG



Esta es una de las lentas "cultas" del momento. Cuando parecía que sólo existía "Reunited" de Peaches and Herb o "Do that to me one more time" de Captain and Tenille, algunos íbamos de listos y vacilones con las chicas. Encima les decíamos que fueran nuestros número dos. Yo sólo lo intentaba con las que no sabían inglés. Habría ligado el doble con las bilingües, es decir, ná de ná.

BE MY NUMBER TWO




Esta va de lo que me preguntaba con todas las que me gustaban. No lo podía entender. ¿Qué tenían ellos que no tuviera yo?. Mejor no saberlo.

IS SHE REALLY GOING OUT WITH HIM?
Lo del presentador del principio, no tiene precio. Y nos parecían normales en esa época.



Continuará...

sábado, 28 de noviembre de 2009

Once upon a time...at Crossland

La semana pasada Javier Cruz tuvo la amabilidad de invitarnos a Julián y a mí a montar hoy por ese paraíso trialero que rodea su casa de campo. Lamentablemente, Julián no pudo venir y se le ha echado de menos. Como repetiremos pronto, dentro de poco habrá una MK1 fusionando las dos Castillas. Al final, nos ha acompañado Juan "Lallorea" con dos de sus sherpas, una 199a y una 199ab, como dice él, ya que tiene el chasis de la a y el motor de la b. Javier ha montado con su James "réplica", fantástica inglesa de dos tiempos que, salvo un pequeño desajuste en la carburación, va de cine. Por mi parte, llevé la BSA y la 330. Con la BSA me he sentido como Nacho Vidal comprando viagra, raaaro raaaro. No me explico cómo pude terminar Robregordo con el trasto éste. Bueno, sí, por la transfusión de la Tambores Grandes pero que pudiera acabar sin pasar por el traumatólogo es algo que se me escapa. Por esta razón volví a corrales y cogí la 330. Otro mundo. La moto obedecía, giraba, en fin, un gustazo. En cambio, la híbrida de Lallorea decidió que para un día que le permiten trotar por un terreno espectacular, iba a ser ella quien eligiera la marcha más adecuada para cada paso y, por ejemplo, en pleno giro en subida pasaba de primera a tercera con el consiguiente subidón para Juan que, como es natural, se hartó y...otro que devuelve el morlaco a toriles y a por la 199b. Como curiosidad, hoy he sido testigo de que la sherpa seis marchas en realidad debería llamarse siete marchas porque esa marcha atrás es digna de una Goldwing. Don Paco se estará retorciendo de risa allá donde esté; "y encima me idolatran" debe pensar. Antes de cambiar de moto, Juan probó la 330 y le sorprendió lo bien que iba. De hecho le hizo la mejor alabanza posible viniendo de él, "¡pero si parece una sherpa!". Evidentemente, toca abrir el motor a la Cota a ver qué se le puede haber roto. No pondré fotos ni vídeos del evento por respeto a Juan. Bueno, venga, seré justo y diré que también yo probé la sherpa, la que funcionaba, y he de dedir que no iba nada mal. Será fea toda su vida pero reconozco que amortiguaba, traccionaba y respondía bastante bien. Y hasta ahí puedo leer. Síndrome de Estocolmo, se llama la figura. La James, quitando que hace falta carburarla un poco mejor, como ya dije antes, es una moto muy interesante. Tiene más potencia de la que se le suponen a 200 cc., aunque, como dice Javier, hay que montar muy bien y no cometer errores porque tiene las fuerzas justas. De todas formas, pocos errores comete Javier. Para muestra un botón:



Es curioso que, así como las fotos mejoran el aspecto de las motos, los vídeos minimizan la dificultad de lo que se está viendo. En este se me ve haciendo la misma zona que Javier en el anterior y que me costó bastante hacerlo a cero, incluyendo un par de crujidos de la rodilla. Yo, que estaba encantado por haberlo hecho como él y tras verme con un estilo más rígido que una Douglas, me he dado pena y todo:


sábado, 3 de octubre de 2009

Canciones (I)

Tras varias horas trasteando con el nuevo plan contable, me ha dado por colgar varias de las canciones que me han marcado de alguna forma. Intento que sea por orden cronológico.



Ventura Highway: America-1972. Aunque tienen canciones más conocidas y también mejores, ésta es la que siempre me ha gustado más porque, en palabras de uno de sus miembros, "is about leaving". Curioso que le guste a alguien que no se ha caracterizado por ser un Marco Polo precisamente. Quizá siempre he querido estar en otro sitio. No sé, tampoco importa. Este grupo estaba formado por tres chavales con mucho talento, Beckley, Bunnell y Peek hasta 1977 cuando pasaron a ser un dúo por la muerte del último. Su productor fue George Martin, sí, el de los Beatles.

Lo mejor, la sensación de estar viajando en coche y por la noche. No sé por qué.



Long tall glasses: Leo Sayer-1974. Es conocido por "You make me feel like dancing" de 1977. Menos reconocido de lo que se merece, tiene canciones mejores como When I need you, More than I can say, I can't stop loving you, Raining in my heart y otras. Pero a mí la que más me dice es esta Long Tall Glasses, que habla de un tipo que está pasando más hambre que el perro de un ciego y ve un cartel que anuncia comida y bebida para el que baile. Claro está, fue capaz de bailar como Fred Astaire.
Lo mejor, que me anima.



Hotel California: The Eagles-1976, descubriendo lo bueno que puede ser un grupo. Con 12/13 años me encuentro con esta canción que fue la que me hizo interesarme por aprender inglés. Diccionario en mano traduje la letra porque necesitaba saber qué contaban estos tíos. Tenía que ser interesante porque esa música, esas guitarras eran especiales. Glenn Frey y Don Henley, los más carismáticos. Se comentaba que el Hotel California era una cárcel de California y no sé cuántas historias más. El disco tuvo mucho que ver con que era el bicentenario de EE.UU. y ellos los águilas, el símbolo nacional. Fantástica canción, como muchas suyas. Este grupo es realmente genial y su mayor mérito es, además de crear (estos sí son creadores y no otros que no dejan de presumir que lo son) maravillosas canciones, el seguir vivos y en forma. Como los Rolling, vamos. Con lo que se han metido y los tiros que han pegado...
Lo mejor, casi todo.


More than a feeling: Boston-1976, primera canción rockera de la que fui consciente. Magnífica canción. El cantante, Brad Delp, un tipo con pinta de estibador del puerto y con una voz que no parecía suya. Se suicidó inhalando CO hace un par de años. El grupo sigue haciendo bolos por ahí, básicamente en los estates.
Lo mejor, pues eso, que es más que un sentimiento.


The best disco in Town: The Ritchie Family-1976. Descubriendo la música disco con este medley de canciones del momento. Poco más que decir pero tiene un lugar de honor en mi imaginario porque estaba escuchándola cuando llegó la Enduro 125L y desde entonces, cuando veo una Enduro me resuena esta canción.
Lo mejor, la 125L

Message in a bottle: The Police-1979. Primera canción de cuanto te empiezas a creer que te vas a comer el mundo. Cuando me recuerdo en esa época no puedo evitar una sonrisa entre paternalista y triste. Este grupo lideró lo que se llamó New Wave, movimiento que en los setenta y junto con el punk acabó con el aburrimiento cansino en que estaba cayendo el rock progresivo y el AOR (Adult Oriented Rock). Sting, Summers y Copeland. En realidad, Sting se llama Gordon Matthew Sumner pero como de joven llevaba una camiseta de rugby de rayas amarillas y negras, como una avispa, se le puso el mote de sting y con él se quedó. Buenos músicos los tres, con canciones fantásticas como Roxanne, So Lonely, Walking on the Moon y por lo menos diez más. Con su tercer disco empezaron a perder el interés, al menos para mí. De hecho, la canción que me desencantó fue De Do Do Do, De Da Da Da (decía la letra: de do do do, de da da da, is all I want to say to you- y efectivamente, era todo lo que tenían que decir a partir de entonces) . En el 84 se separaron. Como todos, de vez en cuando vuelven a hacer alguna gira. El vídeo es interesante por las imágenes de la època.
Lo mejor, cuando dice que hay un millón de botellas de otros tantos náufragos buscando una esperanza.


Back on the road: Joe Egan-1979. Me enamoré de esta canción tras escucharla en el programa de radio del gran Ángel Álvarez, "Vuelo 605". La ponía siempre al acabar el programa a eso de las nueve y cuando terminaba, apagaba la radio y me iba a cenar. Así de lunes a jueves parte de 2º y casi todo 3º de BUP. Muy buena, me relaja y me invade una sensación de bienestar que no tiene precio. Simple pero preciosa. Joe formó dúo con Gerry Raferty (el de Baker Street). Esta canción es la primera de su primer disco en solitario "Out of Nowhere".

Lo mejor, lo relajante que es.

Oliver's Army: Elvis Costello-1979. Elvis Costello and the Attractions. En este caso sí que es su mayor éxito. Habla de que siempre se utilizan chavales de clase trabajadora para el trabajo sucio en el ejército. Lo cierto es que no sé de qué se sorprende pero la canción es muy buena.

Lo mejor, la canción en sí.




I'm the Man: Joe Jackson-1979. Buen músico y letrista que aún hoy sigue dando guerra. Tiene canciones tan buenas como Steppin' Out y esta cuyo largo título es toda una declaración "You can't get what you want ('till you know what you want)".
Lo mejor, que me recuerda que los ingleses tuvieron su movida una década antes que nosotros, con Margaret Thatcher arreglando el desaguisado laborista, y no se ponen tan estupendos, que parece que hemos sido los más vanguardistas y de eso nada. Si hemos sido algo es bastante paletos, eso sí, salvo honrosas excepciones.






Going Underground: The Jam-1980. Magnífica. Rivalizaron con The Clash y fueron el máximo exponente del movimiento Mod. De hecho, en esta canción, casi al final, dicen "Pow Pow Pow" que es Mod escrito con la letra invertida. El líder del grupo, Paul Weller, es todo un personaje con talento por arrobas. Después de formar este grupo creó otro también relevante, The Style Council y su carrera posterior en solitario no es moco de pavo. Su último disco, "22 dreams" es realmente bueno.



Heaven: Psychedelic Furs-1984. Una de mis favoritas del momento. Esta canción tiene historia doble: fue la banda sonora para cortar con una ex y lo más alucinante es que resulta que recientemente me he enterado de que el batería, Paul Garisto, es cuñado de un buen amigo. Richard Butler, el cantante, tiene un video cantando esa canción en 2007 y da un poco de pena. Con lo que ha sido. Gosht in you y, sobre todo, Pretty in Pink fueron otros éxitos que me suenan.
Lo mejor, la casualidad de lo del batería.

sábado, 26 de septiembre de 2009

Toma el dinero y corre (poniendo en orden las ideas. Muy aburrido, no leer)

Como dije en su momento, después de haberlo leído con detenimiento, he decidido que no valía un pimiento por lo que me he permitido borrar esa sarta de tópicos sin interés.

Gracias al que lo haya leído, gran mérito el suyo.

Dejo esta foto que por sí sola refleja mejor lo que intentaba decir en el ladrillo ya, afortunadamente, inexistente.

En ella se ven a los gobernadores de los bancos centrales USA y EU como si fueran Peter Fonda y Dennis Hopper. Estos dos sujetos, Trichet y Bernanke, especialmente el último (sin olvidar al fallecido Duisemberg y al inefable Greenspan, el peor de todos) son los principales culpables de lo que está pasando, tanto por acción como por omisión. Vamos, lo que Solbes aquí.
Casi oigo cómo se ríen de nosotros.

La original:


La otra:


Esta pareja tiene el monopolio del dinero. Ya lo dijo el sr. Smith, cuanta menos gente decida sobre los individuos, mejor.

domingo, 20 de septiembre de 2009

Volta a peu

En agosto, allá por el día ocho, se celebró otra edición de la Volta a Peu del Port de Sagunt. Unos ocho kilómetros por las calles de esta antigua acería, reconvertida por Solchaga en 1985 y que devino en un pueblo muy agradable si buscas playa y paella como forma de consumir unos días de vacaciones. Visitas al Castillo y al Teatro Romano en Sagunto y poco más.

En realidad no es un pueblo al uso ya que le ocurre como a Tres Cantos en su momento, que era parte de Colmenar Viejo y en ello están, con la dichosa segregación a cuestas. Valga esta breve introducción para presentar la "Vuelta a Pie" al Puerto de Sagunto.

Bueno, el caso es que por novena vez (sólo me perdí la del año pasado y debido a una intoxicación por asfalto en la pierna derecha) corrí la Volta. Carrera de perfil llano y con el mar como compañero durante el 50% del recorrido. Sería una prueba fácil si no fuera por esa mala costumbre que tiene agosto de cocer a fuego lento a los corredores. No menos de 35º y eso que la salida era a las siete de la tarde.

No fue mal la cosa y a las 07:40'40'' pasaba por meta. La foto me la hizo mi señora que, como es evidente, ni tiene la facilidad de Lenny Riefenstahl con la cámara ni la gracia de Ouka Leele a la hora de reflejar un hecho de la relevancia del que nos ocupa.


Teniendo como objetivo llegar a la San Silvestre con 4:30' por kilómetro, no estaba nada mal hacer poco más de cinco minutos y con calor asfixiante que a mí me perjudica especialmente.

Pero, como es habitual, las cosas no son como parecen. La Volta a Peu ha sido una especie de canto del cisne de mi ya odiada rodilla y no ha dejado de molestar desde entonces. Cada vez que ruedo (como dicen los pros) unos kilómetros, tres días de molestias. En fin, habrá que ver quién es más cabezón.

Como anécdota, decir que la cota 172 (ya casi tan odiada como la rodilla) se paseó por el pueblo y acabó tan sudada como el que la portaba. Probablemente la primera cota que termina una carrera en estas tierras.

Un par de fotos del antes (con la cota en el pecho)...


...y del después con el espléndido premio que justifica el esfuerzo

Saludos a la multitud de lectores.

martes, 4 de agosto de 2009

On any sunday...on a 172

Como comentaba en una entrada anterior, gracias a Julián la 172 pudo acoger en su seno a un, teóricamente, renacido encendido. Tenía ganas de probar la moto porque, entre otras cosas, la idea era tenerla en condiciones de intentar un trial con ella (ha quedado claro que hablo en pasado). Aprovechándome una vez más de la generosidad, empiezo a creer que ilimitada, de Julián, llevé la 330 para cambiar el condensador y de paso dejar en Villarta la MK1. También vino Manolo que dedicó unas horas a ponerle todo el aparato eléctrico a la 172 con el objeto de pasar la ITV un día de estos.

El remolque, a la vuelta, era una delicia para un montesista en particular y para cualquier persona con buen gusto en general:














El mecenas de las cotas:















Lo que se ve entre la 172 y la 330 es una MK1 o, para ser más exactos, el 75% de una Tambores Grandes. Es de Manolo y esperemos que sea capaz de resucitarla y dejarla como la que corrió en Robregordo este año.

Una vez en Madrid, el día elegido para poner a prueba a la 172 fue el pasado 19 de julio...y suspendió.

Toño suele hablar de un duende que habita en el motor de su Kit Campeón y que le hace ir como una Montesa de bien (yo creo que la moto va bien por el piloto). Bueno, pues empiezo a creer que la 172 también tiene un residente en el motor pero en este caso se trata de un Troll y que además es un ocupa (okupa, creo que que se dice ahora).

El caso es que, aprovechando que mi sobrino Alvaro estaba en casa pasando unos días, fuimos a probar la cota que, por cierto, parece hecha a su medida. Como muestra un botón. No ha montado en moto más de veinte minutos seguidos en toda su vida y es capaz de moverse sobre las piedras como si fuera sobre asfalto. Aunque da la impresión de no hacer nada, no es tan sencillo como parece y sorprende sobre todo por la naturalidad con que se desenvuelve.

Un par de videos cortos:



Servidor fue con la BSA. Después de lo bien que se portó en Robregordo se merece salir más al campo. De momento se ha ganado una plaza en Cabrianes, sólo depende de una MK1, de si le hace compañía o no. Para ver la diferencia entre alguien con talento y otro con carencia del mismo, un video del muñón de los pies preventivos (aunque he de decir, en honor a la verdad, que la rueda delantera estaba con muy poca presión y se iba por la tangente con facilidad...y tal). Lástima que no sea capaz de grabar con sonido con la cámara de fotos:



Bueno, esta moto también es capaz de hacer figuritas, eso sí, sólo de cara a la galería:














Para los perversos, que sepan que no me caí después de bajar la piedra. Para algo que sé hacer...

Volviendo al suspenso de la cota, como viene siendo habitual, al cabo de un rato y con el motor calentito, la 172 empezó a mostrar indigestión y parecía que llevaba mezcla de Litoral al 4%. Pedazo pedos que se marcaba la jodía. De nuevo el encendido se hacía notar y en mi mente sólo había una imagen: un cartel de "SE VENDE".

Un ejemplo. Intento hacer un giro a derechas y, sin ton ni son, la muy hija de Bultó decide pararse:




Hasta las cejas, así estoy yo, que diría Sabina, como un torero al otro lado del telón de acero. ¿Qué hago con ella?. Porque mira que es bonita la puñetera pero también, qué hija de sherpa. Por lo pronto, mi intención es venderla. Sólo la salvan dos cosas: que ahora no se vende ni una escoba y que Julián está por darle otra oportunidad.

Creo que esta va a ser la Cota 172 "Platanito".

A ver si a base de oportunidades...

domingo, 26 de julio de 2009

Descubrimiento

Aunque imagino que no estoy siendo nada original, me apetecía compartir con la legión de lectores del blog, aunque en realidad sólo me importen dos de ellos, el descubrimiento de un grupo sueco gracias a un anuncio de Estrella Damm+Formentera





El nombre del grupo es realmente peculiar: "Billie The Vision And The Dancers". Se creó en 2003 y su primer disco editado (2004) tiene también un nombre curioso: I Was So Unpopular In School And Now They're Giving Me This Beautiful Bicycle. Es precisamente aquí donde se encuentra la canción del anuncio Summercat.

Son siete componentes, seis suecos y un argentino. El cantante y alma mater del grupo, Lars Lindquist (el de la derecha en la foto), es un tipo que me produce, al mismo tiempo, rechazo y fascinación. Acostumbra a actuar vestido de mujer, pintado y peinado como tal, pero eso mismo que me molesta impide que deje de mirarle mientras admiro el morro, desparpajo o lo que sea que hace que no le importe lo que los demás digan. Por alguna razón, me cae bien.




Resulta que el bueno de Lars iba para futbolista profesional pero se retiró porque no le gustó la cultura homofóbica y racista que rodea al fútbol (lo dice él, no yo. Imagino que algún problema tuvo). Evidentemente, la heterosexualidad no parece ser una característica que le adorne.

Tras el desengaño futbolero, decide volcarse en su otra pasión, la música. Crea la banda, su propio sello discográfico (Love Will Pay the Bills Records) y comparte las canciones a través de su web (http://www.billiethevision.com/music.php) a cambio de la voluntad (efectivamente, el nombre de la casa de discos no es casual). Tras millones de descargas han demostrado que ese es el camino o al menos uno posible.

La forma de contactar con ellos por parte de la agencia de publicidad fue una muestra más de que la aleatoriedad dirige nuestras vidas más de lo que creemos (probablemente gracias a Dios). Estaban buscando canciones con la palabra "summer" en el título y les apareció esta. Lo más gracioso es que la letra y el espíritu de la canción tiene poco que ver con el del anuncio. De hecho, "summercat" es una expresión sueca que proviene de la gente que se va de vacaciones y compra un gato sólo para el verano y cuando regresan a la ciudad lo abandonan. Es decir, que es una canción triste que habla del dolor de perder a alguien a quien quieres. Como él mismo dice, sólo pronuncia la palabra "summer" dos veces y, en cambio, la palabra "tonight" se oye no menos de 35, por lo que no habría sido raro haberla titulado de esa forma pero entonces no les habrían encontrado ni yo estaría ahora escribiendo ésto.

Su música es popera, accesibe y fácil que engancha rápidamente y sus letras son igualmente cercanas. Y lo que más me gusta, no te dicen lo que debes pensar ni cómo (qué harto estoy de los artistas que por alguna extraña razón, y por cantar o actuar bien, o no tanto que de todo hay, se creen cualificados para darme lecciones desde su autoconcedida superioridad moral).

Hay dos personas que salen continuamente en sus canciones, Lily y Pablo. La primera existe pero no quiere decir quién es y el segundo imagino que tendrá que ver con alguna relación anterior que le marcó.

Discografía:

2004: I Was So Unpopular In School And Now They're Giving Me This Beautiful Bicycle: Agradable, divertido. Aunque me gusta especialmente "Ask for More", resalto "Summercat" por haberme hecho descubrir a esta gente.





















2005: The World According To Pablo : Del mismo estilo que el primero y habla sobre la vida del tal Pablo. Tipo algo peculiar...casualmente. Resalto "I´m Pablo" porque lo de "Pablo diablo" me hace gracia.




















2007: Where The Ocean Meets My Hand : El mejor, para mí. Además de Lily y Pablo, los componentes del grupo también son protagonistas en las letras de varias canciones. A beautiful night in Oslo es mi preferida.



















2008: I Used To Wander These Streets : Muy bueno. Más evocador. Se percibe nostalgia. Stuttering Duckling me gusta especialmente pero pongo el vídeo de otra que no es menos, "I mis you".



















Los videos de las canciones recomendadas:









domingo, 14 de junio de 2009

...y se hizo la luz

La cota 172, ya presentada en una entrada anterior, ha adolecido siempre del encendido. Por alguna extraña razón que no alcanzo a comprender, y tras varios cambios de platinos y condensador en diferentes talleres, esta puñetera no ha funcionado nunca más de media hora seguida. Yo lo he achacado a que algún gen de Bultó ha de quedar en alguna Montesa que otra y parece que me ha tocado a mí.

El caso es que Julián planteó tiempo ha la posibilidad de llevar el encendido a Hugo Plá, conocido experto en encendidos y creo que antiguo empleado de Motoplat (de hecho creía que le llamaban "Hugo Plat" por eso) para que lo revisara y diera su bendición o extrema unción, según el caso (gracias a Nacho "Texas" Barlett por su inestimable ayuda). Hubo fumata blanca y parece que el encendido no estaba tan mal como imaginaba. Lo que no sé es qué le han hecho hasta ahora o qué le pasaba para que volviera a desajustarse continuamente.

Obsérvese que escribo en pasado porque confío en que, tras pasar por las instalaciones "de Cabo Racing", la cota vuelva por sus fueros y se comporte por lo menos como la otra que se ve en Cabrianes y Robregordo.

Ayer fue el gran día en que instalamos el encendido y por fin me he enterado de lo que es y para lo que sirve. Sí, ya sé que lo debería haber aprendido antes pero no ha sido así. Más vale tarde que nunca.

Es curioso lo complejo que puede llegar a ser el proceloso mundo de la electricidad para un neófito. Intentando razonar con la inocencia de un bisoño no entendía por qué, si todo estaba montado correctamente, no daba chispa la maldita bujía. De hecho, ya estaba mentalmente llamando a Pepe (el otro 172) para que me pusiera en contacto con Benzal, afamado mecánico, con el fin de darle una solución definitiva. Pero Julián insistió en que le diéramos un último empujón. Aprovecho para recomendar que para arrancar empujando esta moto, se utilice la cuarta porque aunque de 150cc., ese motor tiene enjundia.

Cuando ya estaba a punto de gustarme diciendo "¿ves?, si no da chispa es imposible que arranque" y como en una aparición Mariana, la cota arrancó y no sólo eso, sino que sonaba como recién salida de Cantó.

Aún hoy me pregunto por qué arrancó cuando hacía un par de minutos no había ni asomo de chispa. La respuesta está en las virtudes teologales.

Fe: la que hay que tener para que todo proyecto salga adelante
Esperanza: la que da la M en el depósito
Caridad: La que tiene Julián con servidor y le hace regalar un bien tan escaso, ergo tan valioso, como es el tiempo.


Una foto de la joya y el bienhechor hecha con el teléfono

Ahora que parece que el problema está resuelto (dosis de fe y esperanza extras) la idea es ponerle los aperos de luces y pasar la ITV, hacerle un seguro y poder montar con tranquilidad.

Gracias.

domingo, 31 de mayo de 2009

De vuelta a las carreras populares




Hoy he vuelto a correr una carrera popular después de más de dieciocho meses sin hacerlo. Pensaba que hacía menos tiempo, pero en casa he mirado la fecha de la última y ésta fue en septiembre de 2007 (La Melonera).

El caso es que, después de varias "vicisitudes" llevaba sin correr todo ese tiempo. En el trial de Villar del Olmo estuve charlando con Pepe que me comentó que había empezado a correr porque le servía para dejar de fumar (suele ser al revés, pero Pepe es singular) y que se había marcado como reto hacer la maratón de Nueva York. Ese fue el primer toque que empezó a despertar las ganas de correr ya que una vez prometí que si llegaba a correr una maratón sería precisamente esa, la maratón por excelencia.

El segundo y definitivo aviso ocurrió curioseando el blog de Pepe. Allí comentaba que pensaba correr la carrera de Liberty Seguros, de diez km. Tras ver cómo era la carrera, me gustó el lema "UNA META PARA TODOS" ya que participa la Federación Paraolímpica y no pude evitar poner un comentario autoinvitándome a correr con él.

Un par de imágenes de la carrera del año pasado. Este ha sido igual, pero no tengo aún ninguna foto

Como siempre, héroes anónimos que te dan una lección

De los ocho mil corredores que nos hemos juntado, el más rápido ha sido Luis del Águila. El angelito se ha ventilado diez mil metros en 31:48 (casi la mitad que yo) y el primer discapacitado (Manuel Garnica, sexto en la maratón de los JJ.Paraolímpicos de Pekín) hizo 35:26

El recorrido, precioso: salida en la calle Goya, frente al Palacio de los Deportes, bajada por la calle Alcalá hasta Cibeles, recorrido por los Paseos de Recoletos y de la Castellana hasta Concha Espina, giro a la derecha en el Estadio Santiago Bernabéu y subida hasta Príncipe de Vergara, calle por la que se regresó a Goya.

Bueno, pues eso ha pasado hoy, que hemos corrido la susodicha y que está fuerte el jodío. Me ha sacado seis minutos y porque no ha querido que fueran más porque se le veía sobrado. En el quinto km le he dicho que se fuera porque empezaba a verle como un león enjaulado y no quería ser un lastre, menos aún en su primera carrera. Al menos he hecho menos de una hora. Queda mucho por recuperar.

Mi excusa es la rodilla pero en realidad, lesiones aparte, no estoy para hacer menos de cincuenta y cinco ni en broma.

El caso es que me han vuelto las ganas de entrenar y ponerme en forma. A ver si arrastro a uno que yo me sé y levantamos la BSA y la Tambores Grandes con un solo brazo. En Cabrianes vamos a terminar sin cansarnos. Habrá que buscarse una Douglas o algo parecido para que rompamos a sudar.

Un placer la carrera.

Gracias a Liberty pero sobre todo, gracias a Pepe.

Update

Pepe: 52' 10''-Puesto 870 de 8.000
Servidor: 57' 05''-Puesto 2.229 de 8.000

Rebozo espectacular

lunes, 25 de mayo de 2009

Robregordo 23-24 mayo 2009

Después del elefantiásico esfuerzo que han realizado unos pocos para que disfrutemos unos muchos, sólo se me ocurre decir "gracias".

Este Robregordo era especial. Habíamos creado un equipo formado por Julián, Alfonso "Súper" Sánchez-Eguibar y yo. Las motos, todas pre-69. Alfonso con una James como la de Mick, Julián con una preciosa 247 Tambores Grandes 99% original y una BSA B40 bastante tuneada, eso sí, pero con el peso y la mala leche británica en su ADN. Por cierto, a la BSA le eché aceite como para aliñar ensaladas para todo el ejército de Nápoleón y se pasó un buen rato eliminando el sobrante.

En la foto sólo se ve una ínfima cantidad de aceite que salió de ese chasis, que es donde lo lleva la BSA.

El sábado fue fantástico. Pronto se vió que Alfonso tiene un ritmo por encima (digo que se vió porque saberlo, ya lo sabíamos de sobras. Las motos se portaron como jabatas y no dieron el más mínimo problema. La BSA sólo se paró cuando se le acabó la gasolina y aún entonces dió muestras de raza. Julián le echó unos pocos CC de su 247, con su poquito de mezcla, su poquito de potasio y su poquito de sepa Dios qué más (la botella que usamos había tenido cinco tabletas disueltas de Isostar) y la bendita ni se quejó. Si es que ya se sabe, las inglesas pueden llegar a ser algo toscas pero duras son un rato (hablo de motos...)

Alfonso y Julián, "ready to go"

Una interzona dura y unas zonas que se parecen al nivel de amarillos como una Sherpa a una top model fueron minando nuestras fuerazas y las provisiones de bebidas isotónicas, barritas energéticas y plátanos. Julián me dió un repaso con todas las de la ley. Él insiste en el hándicap de la moto y vale, acepto que hay cierta diferencia pero sólo suponen cinco o seis puntos en un trial. Como le decía ayer, también yo soy más joven, ya puestos a buscar diferencias...

Una lamentable pérdida de tarjeta impidió conocer la dimensión de la derrota pero fueron más de esos cinco o seis puntos, sin duda.

Hablando de memoria, la zona uno era muy sencilla por lo que el cero era obligado. Cumplimos. La segunda tenía más dificultad pero también salimos los tres (los dos, debería escribir porque a Alfonso se le supone) con la tarjeta inmaculada. La tres no la hacíamos los amarillos porque era sólo para los machotes y, pobres de nosotros, nos digimos sonrientes a por la cuarta hasta que nos dimos de bruces con "la cuesta", un barrizal infame rompepiernas, rompebrazos, rompepelotas en definitiva. Más que cuesta deberían llamarla "el muro". Lástima no tener una foto.

Ya no recuerdo las zonas con claridad, al menos en lo que a la numeración se refiere. Tengo claras dos:

-La diez, que era criminal para los amarillos. Estaba entre verdes y azules. Si algún amarillo la hizo, no ya a cero, sino que no se enfiascó en ella, debería correr en otra categoría.
-La catorce, con unos plátanos deliciosos y unas azafatas espectaculares. Además de simpáticas, guapas. Una vez en lo alto de la montaña y con la espalda empezando a quejarse, paramos un momento para coger aire y
disfrutar de un paisaje precioso. A ver si puedo poner fotos con mejor resolución pero de momento es lo que hay, que diría Pim.

Tras penar lo nuestro y disfrutar de una interzona a la que no estamos acostumbrados (gracias, queridos ecologistas, que os den) terminamos la jornada trialera con la satisfacción del deber cumplido y con el cariño hacia nuestras motos multiplicado. Qué tías.

La 247 TG sorprendió por su suavidad aunque parece que la horquilla es mejorable (también a las top model les huelen los pies y van al baño). La BSA es de todo menos suave pero, eso sí, sus 350 cc la hacen subir por donde haga falta.

Al salir de la zona 18, una muy larga y de río, la BSA se queda seca y Julián dice que la moto puede funcionar con la gasolina de la suya (al 1,5%). Y vaya si funcionó, ni se quejó. Tras unos sandwiches de ¿cangrejo?, ¿pollo? y mixto y una coca cola nos dirigimos al hotel para quitarmos el medio Robregordo que llevábamos pegado. Allí nos reencontramos con un viejo conocido
:


El Camello, un must en cada edición de Robregordo. La cena acabó con una agradable charla con Pim y Cirera. Al salir hacia el Hotel para dormir, estaba cayendo todo lo que no había caído en el último mes. Tormenta de las buenas. Al día siguiente amaneció lluvioso y con Julián tocado. Su espalda no estaba por la labor así que decidió quedarse en tierra y he de decir que fue una decisión muy acertada. El agua caída había hecho su trabajo y estaba todo más complicado que el sábado. Corrí el domingo acompañado por Angel de Areba, Paco Chana y Alfonso Bardo. Buen trío de gente y de motos. Tres TLR 200 muy preparadas.. A Angel le vi fino. Acabará aprendiendo el mamón.

Angel de Areba en la Zona 1 con su TLR 200 "Pro 2009"

Alfonso Bardo en el mismo sitio y con otro pepino...de moto

Paco Chana con otra TLR 200

Como iban un poco lentos, decidí seguir solo hasta que me encontré con Pepe y Lallorea. Siguiendo la tradición, acabamos P
epe y yo trasteando con la Sherpa de Juan. De nuevo echando de menos a Julián. No podemos ser mejores personas porque por ayudar a Juan nos arriesgamos a coger algo y más ahora con eso de la gripe porcina.


La BSA se comportó algo peor que el sábado y, bien por el calentón, bien por cualquier otra circuntancia, se calaba cada dos por tres. Al menos cuatro cincos cayeron por el p... Amal. En todo caso, de no haber sido cincos habrían sido tres.

Una sabrosa comida en la casa del camello con Alfonso y Julián da por finalizada esta edición de Robregordo. Casi perfecta. La de 2010 será la definitiva. Acabar con la TG y la BSA o, ¿por qué no con dos Tambores Grandes?. Veremos. De momento preparémonos para Cabrianes, que esta edición será la 14 con lo cual el mal fario vendrá por otro lado. Sí, ese que imaginas.

Unas pocas fotos más








Por último, un detalle, la preciosa placa portanúmeros personalizada que me ha hecho Wayne Weedon para la BSA:

sábado, 28 de marzo de 2009

Heráclito

Este griego insigne es uno de mis filósofos favoritos. Con una simpleza genial, resumió el saber en la frase, no sé si literal (no estaba con él cuando la dijo), "todo fluye y nada permanece" y que explicó para los torpes con el símil "nunca entrarás dos veces en el mismo río".

La sensación que tengo desde hace unos meses es cada vez más parecida al núcleo del pensamiento del de Éfeso. En casi todo.

En el trabajo, parece inminente un cambio. El peligro es que ahora cualquier cosa distinta a lo que hay me parece mejor con lo que la decisión no va a ser correctamente meditada. Cuando, después de unos cuantos años haciendo y deshaciendo y con resultados muy dignos, el trabajo se reduce a ser un mero ejecutor de las decisiones que otros han tomado (independientemente de que a uno le parezcan equivocadas) y ves que, precisamente cuando más sabes y más experiencia tienes, alguien decide empaquetar eso y tirarlo a la basura por una decisión administrativa tomada en una central por gente que ni te conoce, además te toca como "jefe" (entrecomillo porque mi concepto de jefe es otro) a alguien sin experiencia en dirigir y con conocimientos manifiestamente mejorables, entras en una fase que no sé calificar pero que te quita el interés por casi todo. En todo caso, la culpa finalmente no deja de ser mía porque como siempre he pensado, "si no te gusta el sitio en el que estás, vete...y si no puedes irte, te aguantas, pero no te quejes".

En el apartado "ocio", que se centra y prácticamente se reduce a las motos, las cosas tampoco están en su mejor momento debido a dos factores. Lo ya dicho en el párrafo anterior (perdón por el lamentable atentado literario al escribir la parrafada larga y sin puntos pero ha sido un desahogo) que se resume en que "no me compliques que paso". Y en eso estamos, que si me ponen pegas pienso aquéllo de "tú mismo, yo paso". Curiosamente, eso mismo creo que le pasa a uno que conozco aunque la razón de su desazón (rima no buscada) sea otra y mucho más justificada. Confío en que pronto salga el sol. Hablaba, claro está, del hobby permanentemente presente en este blog y que se llama trial clásico. Ahora estamos con que si el nivel es adecuado o no. Mientras haya algunos que quieran creerse que compiten y que un trofeo vale la pena en sí mismo, estaremos como ahora. En fin, como el del chiste, "pues no será por eso". Añadamos que la otra faceta motera, el asfalto, se me ha acabado por una estúpida caída hace unos meses ya y que lesiones aparte ha conseguido que me prohiban volver a montar. La Bonnie está esperando que la saquen a pasear y se está pudriendo en el garaje y eso que ahora podría compartir un domingo de primavera con una prima suya, una Commando y podrían hablar de sus cosas.

Para terminar y como corolario, la sensación de estar en pleno proceso de cambio a nivel global es cada vez más intensa.

Lo bueno es que, como decía mi admirado filósofo, la vida es cambio y por ello concluyo que estoy vivo.

Lo malo es que tengo la sensación de que no controlo nada de lo que está pasando a mi alrededor y por ello el complejo de pelele va en aumento.

Una foto de la pobre Bonnie:



Quizá sea más conocida en esta versión. Mismo modelo de moto, distinto piloto:





martes, 24 de marzo de 2009

Robledo de Chavela o "qué nivel, Maribel"

Hola querido lector...perdón, quería decir "queridos lectores" porque parece que se ha unido el gran Pepe o Andrés, como él prefiera, y es que como es un tipo especial, es capaz de dedicar algo de ese bien tan escaso como es el tiempo a leer estas entradas. Él sabrá lo que hace. En todo caso, bienvenido, amigo.

El domingo pasado tocó trial, esta vez en Robledo de Chavela. Otro grande, Chema, hizo un gran trabajo ayudando a marcar. Qué tío. Ojalá no cambie.

El caso es que me pasé medio sábado quejándome de que estábamos marcando el C por encima de lo que debería ser. Por supuesto también el B, pero de ese nivel no me ocupo. Pensé que estaba demasiado afectado por la rodilla esa que ya ni para un sandwich de ídem vale, pero pude comprobar después que no estaba muy desencaminado. Fue un trial fácil (insisto en que sólo hablo de los amarillos) para los que van sobrados. Se dice que no tenía peligro. ¡Faltaría más!. Que no van a ser caminitos. El caso es que quien habla así, está claro que no entiende el espíritu del nivel C.

Mi primer trial fue en noviembre de 2003 en La Cabrera. Entonces sólo había A y B y lo pasé arrastrándome con más pena que vergüenza. Aún me pregunto cómo pude seguir en esto con lo mal que lo he pasado. De no haber hecho jamás nada parecido a una zona, me encontré con 40 tacos "jugando a las carreras", como dice Pepe de los niños. Ni girar sabía (y así sigo, por cierto). En esa época, con el trial clásico en pañales, los niveles no eran ni de lejos como ahora. El B, en que yo corría, era la mitad. Con muchos giros y cosas de esas pero nada que ver con, por ejemplo, la zona dos de Robledo, zona que conozco muy bien puesto que en ella estuve durante cuatro horas. Pedazo escalón para verdes.

En 2004, con unos pocos pilotos más, seguimos con los dos niveles hasta que alguien dijo: "Si no damos entrada a los que quieren pero no pueden, esto se va al garete" y se creó el C en 2005. Fue un acierto. Casos como el mío, que sin tener ni la menor idea de lo que es el trial y con cuatro décadas en la próstata los hay y no pocos. También pagan y además le dan al Campeonato la masa crítica necesaria para que se sigan organizando triales sin que sea un palme por parte de los motoclubes.

Desde entonces he corrido en C y desde mediados de 2007 me he encontrado con que se ha adulterado la esencia de ese nivel y se ha convertido en el descanso del guerrero para pilotos con talento digno de mejores empresas (igual ocurre en B con algunos "A" venidos a menos). Se dice que ha sido debido a la participación de un crack como Alfredo Gómez, Campeón del Mundo, que hizo subir el máximo nivel para evitar que hiciera siempre cero con lo que casi todos los azules se convirtieron en verdes y ello implicó que, para que no se aburrieran, también se complicara ese nivel. Como no podía ser de otra manera, varios verdes destiñeron deviniendo en amarillos y, equilicuá, el amarillo se reverdeció.

¿Los perjudicados finales?: los que ni entrenamos ni buscamos en las carreras otra cosa distinta de montar en moto sin que te lleven a Soto del Real a compartir celda con sabe Dios quién.

Como ya he comentado en el foro de Trialmadrid, alguien me dijo que si no me gustaba que entrenara más. Como probablemente tenía razón, no se diga más y manos a la obra. A ver si con suerte mejoro algo y soy digno de compartir zonas con otros pilotos.

En todo caso, un placer ver cerca de ochenta pilotos desenvolverse por la zona dos (creo que por las demás también pero de ello no puedo dar fe). Gracias de nuevo a Chema por su, como siempre, desinteresada ayuda.

Si tengo tiempo y, sobre todo, ganas, puede que comente algo sobre la carrera en concreto.

San Martín de la Vega se avecina y con ese van a ser tres triales casi seguidos. Tampoco correré. Ni ganas. Si hace falta, volveré a apuntar pieses.

Tengo trabajo.

Hasta la próxima entrada.

lunes, 16 de febrero de 2009

Villar del Olmo (Director's version)

Llegó el día y con un tiempo de cine. Tanto preocuparnos por las lluvias de la semana anterior y al final fue lo mejor que pudo pasar. El trial empezó a torcerse cuando mi alter ego, Zipi (o Zape, no sé quién es quién) me dice que no corre. Primer pensamiento: "por mis niños que corre" pero resulta que no tengo niños (una hija maravillosa, eso sí). Finalmente propone la opción menos mala que es ir de mochilero. Por cierto, no sé cómo son los mochileros de Bou, Raga y demás saltamontes pero no son mejores que Julián, seguro.

Entrando ya en materia, el trial salió realmente bien. Zonas muy bien marcadas y adecuadas, al menos para los amarillos pálidos de C. Está claro que los que lo marcaron sabían lo que hacían :-)

Zona por zona:
1.- Larga subida pronunciada por ladera con giro de 180º a la izquierda, bajada con giro fácil a derechas y vuelta a subir a media ladera para salir. Fácil. Tres ceros. La 330 no tuvo ningún problema a pesar de ese pequeño problemilla con el Mikuni en alta. Mochilero satisfecho.

2.- Giro algo cerrado a derechas con subida pronunciada por tierra sobre lecho de hojarasca, al más puro estilo "nouvelle trial". Ni Adriá lo hubiera hecho mejor. Una vez arriba, giro a la izquierda y caminito en ladera con el consiguiente peligro de deslizamiento pero me hago un dos y dos ceros, si no recuerdo mal. La de nuestra juez favorita. Mochilero satisfecho.

3.- Como la dos, giro a derechas y subida más complicada que la anterior. Un tres y dos ceros (hay que ser malo para poner tres pies). El mochilero no fue consciente del tres porque estaba llegando por otro camino. Menos mal.

4.- Esta zona fue la que más bronca por parte del mochilero tuve que tragar. Y bien que lo agradezco. Si no es por él no le saco el cero. Consistía en una subida facilona con giro a la izquierda y con varias piedras pequeñas más o menos sueltas que hacían rebotar a la rueda trasera y que me hacían sacar la pierna de forma compulsiva. Tres, dos y CERO. Lo más gracioso es que en la última vuelta casi pongo el pie donde más difícil era (poner el pie, quiero decir). Tras amenazar con lapidarme, Mochilero finalmente satisfecho.

5.- La de al lado del tubo. Giro a derechas con subida peraltada a la derecha, bajada por ladera con riesgo de deslizamiento, giro a la izquierda con subida resbaladiza, vuelta a la derecha y salida entre piedras medianas. Tres, dos y uno. El tres fue por lo de siempre, que si estaba frío, que si la abuela fuma, etc. El uno me supo a cero pero el dos a cinco, porque un pie lo puse sólo por dar ventaja a lo demás. Al menos eso parecía.

6.- La que peor se me dió. Escondida entre arbustos, conistía en una entrada más complicada para los C que para los B, curiosamente, y luego subida resbaladiza pero no muy complicada. Cinco, cinco y dos (o tres, no recuerdo bien). Los cincos fueron por falta de decisión y por intentar ir al ralentí, como hace Julián. Pero la calé (o cagué, que el lector elija) dos veces. Nacho se hizo dos ceros. Entre que su 349/4 parece que va muy bien y él, que ha mejorado una barbaridad, ya tenemos a otro por delante en las clasificaciones. Dada la especial configuración de la zona, el mochilero no tuvoreferencias y por ello no me pegó como sin duda merecía.

7.- Primera zona en la historia del trial en la que un mochilero hace un cero con el dedo índice de la mano derecha. Todavía estoy girando. Hoy estaba diseñando switches mientras me retorcía en la silla hacia la derecha para que la pantalla girara a la izquierda. Bueno, yo me entiendo. Consistía en un camino estrecho entre rocas grandes con la única dificultad de un giro a la izquierda realmente complicado, al menos para este humilde y rígido piloto. Tras un cinco por mover la moto (ironías de la vida, cinco por mover...YO), la 330 y el dedo de Julián hicieron un cero espèctacular en la segunda y un tres en la tercera (aunque éste lo hice yo solito) con la inestimable ayuda de un Enrique Lorente que me dejó un paso con piedras trituradas que no me esperaba y que excitó a esa pierna que a la menor oportunidad se posa sin permiso. Mochilero contento con el cero (y el piloto mucho más, doy fe).

8.- Subida larga con piedras molestas pero facilonas y giro a la derecha con unas ramas que molestaban bastante y bajada pronunciada pero sencilla. Dos, uno y cero. Sin más hitoria.

Resumen: Una delicia de trial, un mochilero de lujo que me cuidó la pierna como si fuera suya (sigo renqueante de la rodilla derecha, por cierto, no os caigáis en moto por carretera porque duele) al que agradezco tanto o más que su compañía, de todo punto impagable, sus consejos porque aprendí mucho. Lo curioso es que después de varias horas es cuando empiezo a asimilar lo que me ha enseñado.

Me debo haber equivocado en la puntuación porque la realidad es que hice 37 puntos, muchos, demasiados, pero que hubieran sido más si no llego a correr con el mejor mochilero.

Y el domingo que viene a Collado. No sé si podré correr, pero sé de alguien que si quiere tiene mochilero, aunque no le arranque la moto.

PD.: La palabra mochilero se repite mucho en este relato pero es inevitable puesto que es el protagonista del mismo.

domingo, 8 de febrero de 2009

Villar del Olmo (previa)

Hola, despistado.

¿Hay mejor manera de pasar un sábado por la mañana que rebozándose de barro y andando entre zarzas y piedras buscando cómo complicarte la vida con una moto de trial entre las piernas y todo esto con un frío polar?. Seguramente sí... bueno, sin duda, pero sería ilegal.

El caso es que ayer, siete de febrero, día que suelo pasar lamiéndome las heridas de un seis de febrero de hace ya diecisiete años (curiosamente, lo paso peor el siete que el seis), no encontré una forma más terapéutica que de la manera ya descrita pero con buenos amigos, lo cual hace que todo se vuelva disfrute.

Jamás escribiré nada decente porque siempre me acabo yendo por las ramas.

El próximo quince de feberero se celebra un trial clásico en Villar del Olmo y como lo organiza Motocra, motoclub del que soy socio y que tiene la virtud de saber involucrar a los suyos, fuimos a ver y pensar zonas.
El próximo sábado tocará encintar y estacar. Es lo que tiene practicar algo amateur.

Nos juntamos unos cuantos con el gran Torralbo liderando la comisión. Las zonas que han quedado pre-marcadas pueden dar mucho juego. Todo dependerá del tiempo que haga esta semana. Si no llueve, puede ser un trial memorable. Si lo hace, será de los peores. Y sí, se hará la zona del tubo...y puede que también para C.

Una suerte contar con Julián. Una pena la ausencia de Manolo. Que todo vaya de la mejor forma posible, sea ésta la que sea.

Seguiré con esta entrada el catorce, comentando el resultado del marcaje definitivo.


Continuará...

domingo, 25 de enero de 2009

Cabanillas (25/01/09)

En construcción. Esperando fotos y/o vídeos.

Perdonen las molestias.